Dirección: C/ Alenza, 13, 6ª planta — 28003 Madrid
Teléfono: 61 601 26 28
email: cgtfetap@gmail.com
>>> WEB ANTEROR

Federación Estatal de Trabajadores de las Administraciones Públicas - CGT

Portada > Documentos > ¿Se han creado 10.800 empleos públicos en Castilla y León en los años de la (...)

Nota de prensa CGT Segovia

¿Se han creado 10.800 empleos públicos en Castilla y León en los años de la crisis?

Jueves 30 de mayo de 2013, por fetap

 Versión para imprimir de este documento  Enviar la referencia de este documento por email

De las fuentes de información:

De lo objetivo y veraz a lo subjetivo y tendencioso

La edición escrita de El Norte de Castilla del pasado día 13 de mayo de 2013, en su portada plasmaba una información que titulaba …” el empleo público ha crecido en nuestra Comunidad en 10.800 personas en los años de la crisis…”.

En primer lugar, y como primera premisa, CGT debe manifestar su respeto por la información con independencia de su desacuerdo con la misma.

Así pues, reconociendo el derecho y la oportunidad de recurrir a las fuentes de información que ese medio haya considerado más oportunas o acertadas, a CGT le preocupa la forma de exposición a sus lectores en particular y a la opinión pública en general. Sin rebatir datos que parecen objetivos y cuestionando otros que manifiestamente son más subjetivos, nos ha llamado, amargamente, la atención de la cifra de aumento citada: un crecimiento de 10.800 nuevos empleos públicos en la Comunidad de Castilla y León; porque esta cifra no se corresponde con los datos de que dispone CGT, que por otro lado hay que decir que no están contrastados, por dificultades obvias y no tan obvias, con las más reconocidas fuentes de información: las propias administraciones públicas. Desconocemos también si tal crecimiento ha sido motivado por un incremento de personal en el área de los cuerpos de seguridad; segmento tan alejado como extraño para CGT.

De lo que sí puede hablar CGT es que en los últimos años se ha congelado la oferta de empleo público, que la tasa de reposición de efectivos está bajo mínimos, que las bajas vegetativas ya no se cubren y que progresiva e inexorablemente se está produciendo un continuo trasvase de servicios públicos a empresas privadas a través de las externalizaciones o privatizaciones, por no hablar del brutal estancamiento de la carrera administrativa, un eufemismo más que una vaga realidad sólo al alcance, actualmente, de los “elegidos por el dedo”. De todo ello se deduce una pérdida constante y permanente del número de empleados públicos en el conjunto de las administraciones públicas en paralelo a una sangrante pérdida de derechos laborales, de sobra conocida.

Otra cosa, y otro caso, bien distinto es el de la administración paralela, o administración B; aquella que engloba a empresas públicas, fundaciones, institutos, observatorios o programas…..Una retahíla de satélites dominada y caracterizada por la opacidad, la prepotencia, el clientelismo o el nepotismo de los políticos que detentan el poder de las instituciones. En este ámbito con toda certeza podemos hablar de tantas aberraciones y abusos como insultos y ofensas, infringidos no sólo a los propios empleados públicos sino a toda la sociedad en general.

Y, ahondando más en este incansable disparate podemos seguir hablando de las propias administraciones públicas como tales, y del ámbito que sean, para observar, comprobar y certificar la proliferación indecente, abusiva, onerosa e ineficaz de las contrataciones de eventuales o asesores; “personal de confianza” de los políticos que los contratan, y sólo de ellos. Una caterva de cargos que lejos, muy lejos, de servir al común de la sociedad sólo lo hacen hacia sus jefes, aquellos cargos que los contratan y pagan con los recursos públicos de todos, despreciando la transparencia, demostrando toda la prepotencia y escondiendo todas las miserias de unas decisiones absolutamente unilaterales y caprichosas. Casos que ilustren tanta desfachatez y opacidad están a la orden del día en nuestra Comunidad; sólo hay que ver el BOCYL para observar como sin rubor y total desvergüenza se ha convertido en la plataforma oficial de las libres designaciones. No hay que moverse de Segovia para ver como la Diputación Provincial se inventa un Instituto de Cultura Popular para que se encargue de él “alguien” del PP en Segovia, por supuesto. ¿O era al revés?,… eso de que primero nombramos a dedo a la persona y luego creamos la figura institucional pertinente para darle cobertura legal o barniz de apariencia, aunque sea sucia, ante la opinión pública. Una opinión pública convertida en depositaria callada, sufrida y doliente de una perversa realidad: la de sujeto-objeto.

Que la opinión pública sea sujeto del derecho a la información, del derecho a la objetividad, del derecho al conocimiento de la verdad depende tanto de su voluntad como del criterio editorial los medios de información, aunque fundamentalmente la primera por ser el elemento discriminador o filtrador del modelo informativo que quiera seguir. Que la opinión pública se convierta en objeto de la información está condicionado por otros factores ajenos a su voluntad o deseo, dependiendo en cualquier caso de la decisión de terceros, sometidos a su vez a una relación de intereses, prejuicios e ideologías que constituyendo en sí mismos una fuente de información subjetiva la convierten, por obra y gracia de la libertad de expresión, en una información pretendidamente objetiva, aunque así sea.

En definitiva, CGT no niega la veracidad de la noticia pero manifiesta reservas sobre ella y, sobre todo, cuestiona tanto la forma como el enfoque informativo en el traslado a una opinión pública tan “informada” como mediatizada. Y lo que es aún más grave para CGT como Sindicato; en el actual contexto económico y social presentaciones informativas de este cariz devuelven a un colectivo, como el de los empleados públicos, ya hartamente estigmatizado y vilipendiado, a una situación de permanente escrutinio y condena. Y eso ayer, hoy y mañana no sólo es injusto y cruel sino despreciable. CGT se refiere a la condición de empleados públicos a todos aquéllos y aquéllas que o bien se han ganado su puesto de trabajo a través de oposición pública, objetiva y legítima o bien lo son en su condición de personal temporal o interino sin puesto fijo. NUNCA SE REFIERE AL “PERSONAL EVENTUAL”, “AL ENCHUFADO DE TURNO”, A LOS ASESORES, A LOS TREPAS POLÍTICOS o a cualquier otro modelo de perversión y fraude en el acceso al Trabajo Público. Una parcela, por cierto, muy poco o nada explorada e informada por los medios de comunicación, cuando siendo una gangrena tanto para la propia carrera profesional de los empleados públicos, como para los recursos públicos, que son de todos.

Como ilustración de lo expuesto en archivo adjunto se remite un artículo de opinión que, al parecer, se publicó en El Norte de Castilla el pasado 7 de mayo.

Segovia, 17 de mayo de 2013

El Secretario General de la CGT Segovia


El Norte de Castilla 7 de mayo de 2013

Escribe tu comentario


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]


SPIP | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0

Adaptación de José Luis Murillo García de la versión para Zspip realizada por Valéry-Xavier Lentz del tema Welsh-2-0 de Kozlika bajo Licencia GPL