Dirección: C/ Alenza, 13, 6ª planta — 28003 Madrid
Teléfono: 61 601 26 28
email: cgtfetap@gmail.com
>>> WEB ANTEROR

Federación Estatal de Trabajadores de las Administraciones Públicas - CGT

Portada > Noticias > Legislan contra el sistema público de pensiones

Sección Estatal de la Seguridad Social

Legislan contra el sistema público de pensiones

Miércoles 28 de diciembre de 2016, por fetap

 Versión para imprimir de este documento  Enviar la referencia de este documento por email

Siguen considerando las pensiones públicas como un gasto a suprimir y no como un derecho recogido en el artículo 25 de la declaración universal de los derechos humanos y en el 50 de la constitución. Para quienes abogan por el "libre" mercado hablar de derechos es literatura barata.

Continúan exprimiendo, con obsesiva obstinación, el fruto exhausto de nuestro trabajo y se niegan a explotar el yacimiento donde han ido a parar las rentas sustraídas a los salarios para engordar patrimonios que se despistan con suma facilidad del control fiscal y que nada cotizan a la seguridad social sino que operan a favor de una mayor desigualdad; ejemplo de ello: los cien españoles más ricos aglutinan una fortuna de 198.428 millones de euros, casi el 19% del PIB del país; sus fortunas crecieron en el último año un 4,5%, sin embargo, lo percibido por 8 millones y medio de pensionistas apenas supera el 12% del PIB.

Se tapona la posibilidad de que la juventud acceda a un puesto de trabajo digno gracias a la reforma del PSOE, CC.OO. y UGT del 2011 y a la del PP del 2013. En el caso de la primera, porque retrasa la edad de jubilación a los 67 años, en el de la segunda, porque permite compatibilizar trabajo y pensión mediante la llamada jubilación activa. Mientras, en un alarde de descarada hipocresía, se nos culpa de mantener una baja tasa de natalidad y de vivir más de lo debido. La tasa de paro juvenil se mueve en torno al 50% con una baja natalidad, si aumentáramos la natalidad, en igual proporción, sumariamos más efectivos a esta vergonzosa tasa de paro juvenil.

El gobierno se dedica de nuevo al maquillaje mostrando, como gran solución a la mengua de ingresos de la seguridad social, el ridículo destope del 3% de la base máxima de cotización a la seguridad social; esta medida supone recaudar unos 300 millones de euros al año, triste tirita que nada puede hacer para taponar una herida que sangra a borbotones, teniendo en cuenta que el déficit de la seguridad social que se avecina para este año superará los 18.000 millones de euros. Además se deja la puerta abierta para que ese mínimo destope suponga luego aumentar el importe de la pensión máxima (2.567,28 €/mes, este año) que es la segunda más alta de la UE tras la de Luxemburgo, por contra, no ocurre lo mismo con las pensiones mínimas. El gobierno no disimula, pone el acento en potenciar, aún más, la desigualdad, mientras presume de un próspero crecimiento del 3,2% anual que a casi nadie beneficia.

Más de un millón y medio de trabajadores cobran más del tope máximo de cotización (3.642€/mes), son estos quienes pueden permitirse suscribir planes privados de ahorro a costa de un beneficio fiscal que pagamos el resto. La medida justa sería el destope total y cotizar en relación a todo lo que se percibe.

Lo que esconden detrás de este ataque sin cuartel al sistema público de pensiones no es otra cosa que la imposición de un sistema privado, parecido al modelo chileno, el cual ahora está siendo contestado en la calle por cientos de miles de chilenos que aspiran a un sistema público de reparto similar al que aquí se quiere destruir.

Trampearon con las recomendaciones del Pacto de Toledo: la primera de ellas es la separación de las fuentes de financiación que obliga al sistema a alimentarse únicamente de las cotizaciones ligadas al empleo. Luego sucesivas reformas laborales van suprimiendo derechos a la par que se bajan los salarios y con ellos las cotizaciones al sistema. Todo es coherente, abundar en el empobrecimiento general para lograr un mayor enriquecimiento de las élites.

La segunda recomendación sugiere la constitución de un fondo de reserva y el gobierno se lo carga en 6 años, cambia la ley en el año 2012 para suprimir el tope que impedía sacar más de un 3% anual del fondo de reserva; desde entonces se ha vaciado a paletadas, solo queda una cuarta parte del que teníamos en el 2011, en el último año se ha sacado casi la mitad.

Otra de las recomendaciones, la catorce, nos habla del sistema complementario, desde lo público nos invitan, sugieren y obligan, caso de los planes privados de empresa, a suscribir planes privados.

Ni el crecimiento económico, ni el del empleo, han servido para aumentar los ingresos de la caja de la seguridad social, al contario, un crecimiento sin reparto y un empleo precario, a tiempo parcial, y pobremente remunerado, han acentuado su vaciamiento, así como la proliferación de tarifas planas, exenciones y bonificaciones de cuotas, horas extras no declaradas y, por tanto, no cotizadas, etc.

Existen recursos suficientes para mantener, incluso aumentar la calidad del sistema público de pensiones, solo hace falta voluntad política para sacarlos a la luz y trabajar para que cuadren las cuentas añadiendo una buena dosis de igualdad. Con la desigualdad actual nos cargamos la lógica matemática y lo que es peor, la justicia social.

Escribe tu comentario


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Texto
¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]


SPIP | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0

Adaptación de José Luis Murillo García de la versión para Zspip realizada por Valéry-Xavier Lentz del tema Welsh-2-0 de Kozlika bajo Licencia GPL